Un rival de cuidado

La Tercera División llega al final de la primera vuelta con la disputa de la última jornada del año 2017 en la que el Castro actuará, como no, a domicilio. Los rojillos, tras una semana de parón forzoso, visitarán a una de sus bestias negras de las últimas campañas, un Grupo RC Colindres que se ha resistido a los castreños los dos últimos cursos y que busca cogerle de una vez por todas el pulso a una competición en la que están siendo muy irregulares.

14900_48333186_oDespués de la dura derrota recibida en Santoña y de la jornada de descanso provocada por la retirada del Valle Lebaniego, el CFS Castro llega a esta última jornada de la primera mitad de la liga con la necesidad de puntuar para evitar que los primeros clasificados cojan una diferencia casi insalvable. En una primera vuelta muy complicada para los rojillos, en la que tan solo han disputado 4 partidos como local, esta jornada final también la disputará a domicilio y en una cancha muy poco proclive para los intereses castreños en los últimos años.

El Grupo RC Colindres espera a los rojillos con la intención de mantener su condición de bestia negra de los castreños y de recuperar terreno en la clasificación. No está siendo una campaña fácil para los de Mon Sáiz, a los que las bajas por diversos motivos durante toda esta primera vuelta les han mermado muchísimo en su potencial. Después de completar una brillante campaña en el curso pasado, los colindreses están mostrándose este año mucho más irregulares, alternando resultados positivos y negativos que le están impidiendo engancharse al vagón cabecero. Pese a esta irregularidad, el rival de los rojillos este sábado sigue manteniendo las mismas virtudes de temporadas anteriores, con mucho peligro en las transiciones y un toque de anarquía que los convierte en impredecibles. Cierto es que la baja de Saúl Valle les ha influido en el aspecto goleador, pero los de la Ría del Asón han sabido mantener el bloque pese a los cantos de sirenas llegados de otros equipo, al que han reforzado con una mezcla de veteranía y juventud.

Tres puntos separan a castreños y colindreses en la tabla, lo que convierte a este último compromiso de 2017 en un duelo directo entre equipos llamados a pelear por el mismo objetivo, un puesto entre los 5 primeros. Más allá de las bajas ya habituales de Irusta y Gabriel, el resto de la plantilla estará a disposición del cuerpo técnico castreño para tratar de romper el maleficio en la cancha conlindresa y sumar una victoria que permita afrontar el parón navideño en una buena situación clasificatoria.

Tiempo de crecer

Con el Juvenil Nacional ya de parón navideño, el Juvenil Territorial cobrará especial protagonismo este fin de semana. Después de conseguir una cómoda y amplia victoria el pasado sábado en la cancha del colista, los rojillos reciben este domingo a uno de los equipos que luchan por el título, el Mallabia. Los mallabitarras pasan por ser un conjunto con una enorme facilidad realizadora que convierte sus encuentros en un auténtico festival goleador. Ese circunstancia obligará a los de Adrián Lesaga a emplearse con esmero en tareas defensivas para lograr un triunfo que les permita mirar hacia arriba en la tabla. El descanso del primer juvenil rojillo, permitirá al técnico castreño contar con toda la plantilla, a excepción del sancionado Yeray, lo que otorga al Castro un plus competitivo que deberán exprimir al máximo para sacar algo positivo en este último compromiso de 2017.

Otra de las grandes citas de la temporada la tendremos en el derbi Cadete que disputarán nuestros dos equipos el sábado desde las 15:30 en el Peru Zaballa. El resultado es lo menos importante en un enfrentamiento que mide a dos equiposen diferentes situaciones. Así, mientras el A sigue aspirando al subcampeonato, el B quiere continuar con la mejoría mostrada en los últimos partidos.

A continuación del derbi Cadete le llegará el turno a los alevines en el mismo escenario. Los de Toño Vargas cerrarán la primera fase de la temporada recibiendo al Liendo. Pese a que los rojillos aún no han estrenado su casillero de puntos, los pequeños jugadores castreños no quieren despedirse de eta primera fase sin sumar ningún guarismo a su balance de puntos.

Por último, también los benjamines disputarán la última jornada de la primera fase, si bien lo harán en una situación muy diferente a los alevines. Los más pequeños de la entidad se desplazarán hasta Liendo para jugarse la primera plaza del grupo ya que ambos están ya clasificados para la Fase Final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>