Publicada por
el
Categorías
Enlace permanente

Debut con cara de tontos

El Castro no pudo comenzar peor la competición en Tercera División esta temporada. En un partido que los rojillos no merecieron perder, terminaron goleados tras cuatro minutos finales para olvidar que empañaron y de qué manera todo el trabajo realizado en los 36 anteriores.

Ficha técnica

CFS Castro Urdiales: Javi, Aspi, Raúl (1), Rifi y Luis Pablo. Aitor, Sergio, Jorge Vega, Pedro, Óscar y Álvar.

El Minchón: Luisma, Rafa, Cristian (4), Raspe y Oscar. Ventura (2) y Marcos.

Árbitro: Antonio Altuna Gómez, actuando como cronometradora Paula Palma Menéndez. Amonestaron a Aspi y Aitor por parte local y a Rafa y Óscar por el bando visitante.

Goles: 0-1 Min. 7 Ventura, 1-1 Min. 11 Raúl, 1-2 Min. 35 Cristian, 1-3 Min. 36 Cristian, 1-4 Min. 37 Ventura, 1-5 Min. 39 Cristian, 1-6 Min.39 Cristian.


18379118_10208490107320970_429753603_oMuy pocos de los que estaban presenciando el debut de los castreños en la liga podían imaginarse un desenlace como el que se produjo. El Castro dejó escapar los tres primeros puntos de la temporada tras un partido en el que hizo méritos para conseguir un resultado positivo. Los rojillos no se subieron a su tren cuando fueron mejores y terminaron dejando que el visitante si cogiera el suyo en la recta final del partido.

El Minchón llegaba al Peru Zaballa con un banquillo muy mermado, lo que hacía que optasen por una táctica más conservadora, esperando en su propia cancha y buscando el juego directo y los contragolpes como grandes argumentos ofensivos. Así, en los primeros minutos, pese a que el dominio territorial era del Castro, no había grandes ocasiones. Los rojillos presionaban arriba y obligaban continuamente a los de Jose Agudo a optar por el saque directo a la cancha rival.

Precisamente iba a ser en un balón largo de Luisma, que Ventura aprovechaba para batir a Javi, el que permitía a los cabezonenses ponerse por delante. Los rojillos iban a lograr la igualada minutos después, al recuperar de nuevo el tono en la presión tras unos minutos dubitativos a raíz del gol visitante. Un robo en zona alta permitía a Raúl subir el empate al marcador y recuperar las sensaciones con el partido.

Pero las faltas por el ímpetu en la defensa alta, jugaban un papel fundamental y condicionaban la defensa de un Castro que, al cometer la quinta falta, debía optar por retrasarse a media pista, lo que daba aire a El Minchón, que podía gozar de posesiones más largas y sacudirse el dominio local. Además, una protestada sexta falta, permitía a los cabezonenses tener la oportunidad de ponerse por delante, pero el lanzamiento de 10 metros de Óscar lo repelía Javi con acierto, mandando el encuentro en tablas al descanso.

La reanudación iba a mostrar en apenas 20 minutos dos caras contrapuestas de los rojillos. Primero la buena, con 15 minutos de superioridad en la que el Castro pudo y debió ponerse por delante, pero en ocasiones, la falta de acierto y en otras, las más, la sensacional actuación de Luisma impedían que los locales se pusieran por delante ante un rival que acusaba la falta de banquillo y sufría lo indecible para salir de la presión castreña.

Las principales opciones de los cabezonenses llegaban en las contras, como iba a llegar la que cambiaba la tónica del partido y hacía salir la peor imagen de los rojillos. Con la amenaza de la sexta falta para el cuadro visitante, Cristian Mantilla robaba un balón tras un error en la creación de los locales y obligaba a la defensa castreña a parar el ataque con falta. Tras su saque, un balón rechazado dentro del área era aprovechado por el propio Cristian para poner por delante a los de Agudo cuando aún quedaban algo más de 4 minutos.

A partir de ahí, un Castro consciente de que su tren había pasado, dejó de creer en una posible remontada y se entregó con un portero-jugador que rondó la calamidad y que permitió un rival al que ya no le pesaban las piernas golpearle con saña en cada oportunidad que tuvo. El acierto desde cancha propia de los cabezonenses en esta fase fue del 100% y el marcador engordaba hasta un sonrojante 1-6 que dejó incrédulo a cualquiera que viera algo más de los 5 minutos finales.

Derrota dura y difícil de digerir para un equipo rojillo al que le queda el consuelo de su buen rendimiento durante 35 minutos y a que hay tiempo de sobra para enmendar la plana en una liga que acaba de comenzar.

La primera oportunidad para redimirse llegará el próximo sábado con la visita a San Felices, donde espera un viejo conocido pese a ser un debutante en la categoría, el Rayo Sanfe, verdugo de los rojillos en la última edición de la Copa. Una buena oportunidad para dejar atrás la decepción de la jornada inaugural y de conseguir un resultado positivo en una cancha muy complicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>