Publicada por
el
Categorías
Enlace permanente

Y a la tercera fue la vencida

El CFS Castro tuvo que esperar hasta la tercera jornada para conseguir sumar sus primeros puntos de este curso. Los rojillos no se dejaron sorprender por el Hoznayo y acabaron firmando una victoria contundente y mucho más plácida de lo esperado.

Ficha técnica:

CFS Castro Urdiales: Javi, Aspi, Jorge Vega (1), Gaizka (2) y Luis Pablo (2). Aitor (1), Raúl, Rifi (1), Sergio, Óscar y Álvar.

Hoznayo: David Moreno, Diego, Miguel, Pablo y Pedro. Ramón Rodríguez, Ramsés (1), Ramón García y Rober.

Árbitro: Antonio Altuna Gómez, actuando como cronometador Alejandro Campuzano Pérez, del Comité Cántabro. Amonestaron a Raúl y Sergio por parte local y a Miguel, Pedro y Ramsés por el bando visitante.

Goles: 1-0 Min. 14 Luis Pablo, 1-1 Min. 16 Ramsés, 2-1 Min. 18 Luis Pablo, 3-1 Min. 18 Gaizka, 4-1 Min. 21 Aitor, 5-1 Min. 28 Gaizka, 6-1 Min. 29 Jorge Vega, 7-1 Min. 32 Rifi.


Después de dos derrotas consecutivas en las primeras jornadas de la competición, el encuentro ante el Hoznayo era casi una final para un equipo rojillo que no podía descolgarse más de la primera mitad de la tabla. Con la intención de que no se repitieran las circunstancias que llevaban al Castro a llegar a esta tercera jornada sin estrenar su casillero, los locales salieron muy concentrados y dispuestos a imponer un ritmo alto que hiciera sufrir a un rival con jugadores muy experimentados pero a los que podía hacérsele largo el encuentro.

Pese a que desde el primer momento el dominio era casi total de los castreños, el gol tardaba en llegar, adoleciendo de nuevo los locales de la falta de acierto de jornadas anteriores. En frente, al Hoznayo le costaba crear juego, pero ello no fue óbice para que también protagonizaran alguna llegada hasta los dominios de Javi.

Tras unos minutos de asedio, en los que los rojillos gozaban de oportunidades de todos los colores, un potente disparo de Luis Pablo desde 15 metros se colaba por la escuadra de David y ponía a los locales por delante. Pero el gol iba a desconcertar más al Castro que al Hoznayo, que no desaprovechaba su oportunidad de lograr la igualada apenas dos minutos después.

Ese quizá fue el peor momento de los castreños en todo el partido, tras ver que, después de muchas oportunidades con poco fruto, el rival sacaba petróleo de uno de los pocos errores de los marineros en la tarde del sábado.

Pero, por fortuna, Luis Pablo volvería de nuevo al rescate al transformar un lanzamiento directo de falta y volver a adelantar a un equipo local que ya no iba a dejarse sorprender. Gaizka lograba poco antes del descanso ampliar la renta, con lo que el Castro culminaba el primer acto con dos tantos de ventaja.

La intención en la reanudación era no permitir que los de Guillermo Calva se volvieran a enganchar al partido y, tras un minuto de dominio absoluto, Aitor lograba el cuarto que ahogaba cualquier intento de reacción de los trasmeranos. A partir de ahí el encuentro se ponía tan cuesta abajo para los locales ante un rival que prácticamente entregaba la cuchara y se rendía a su suerte.

De ahí al final ya no hubo partido y el Castro no cedió en su dominio, ampliando su renta hasta el 7-1 definitivo, firmando un primer triunfo reparador y mucho más plácido de lo esperado al principio.

Con la satisfacción del trabajo bien hecho, los rojillos regalaban los tres puntos a su público, poniendo fin a la mala racha de resultados del arranque liguero para afrontar el derbi ante la Unión Castreña sin tantas urgencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>