A continuar la racha en el exilio

El CFS Castro se desplaza a Guriezo para jugar como local ante el Cueva de Morín y tratar de aumentar su renta con sus más inmediatos perseguidores. Los rojillos continúan ocupando la primera plaza de la tabla, pero son conscientes de la necesidad de sumar de tres en tres en todos los compromisos para evitar sorpresas al final de temporada.

Después de un importante triunfo ante el Colindres la pasada jornada, los castreños buscarán tres nuevos puntos, en esta ocasión en casa, aunque lejos de su pabellón. El Comité de Competición, tras los incidentes acontecidos en el partido ante La Vuelta, sancionó con el cierre del Peru Zaballa por un partido, lo que obligó a trasladar el encuentro al pabellón de Guriezo, en donde los fronterizos actuarán como locales en esta jornada diecinueve.

IMG-20181103-WA000578

Enfrente estará un Cueva de Morín que, pese a su condición de recién ascendido, se ha consagrado como uno de los equipos revelación esta temporada. El equipo de Villaescusa llegó el pasado verano a tercera avalado por el subcampeonato de Copa y el título de liga en autonómica. Los amarillos se han mostrado durante estos meses como un bloque sólido y difícil de superar, algo que les ha permitido llegar a ocupar la tercera posición hace apenas tres jornadas y pelear de tu a tu contra equipos punteros de la categoría.

No será por todo ello una empresa fácil obtener la victoria para el Castro, que ya sufrió en el partido de la primera vuelta para llevarse los tres puntos en un enfrentamiento en el que tuvo que remontar el gol inicial de su rival. Para intentar conseguir un nuevo triunfo, deberá aflorar la mejor versión en de los rojillos que tanta seguridad y buen juego les ha dado durante las últimas jornadas de liga.

El cuerpo técnico rojillo tendrá la baja para este partido de Saúl Valle, por asuntos personales, por lo que el resto de la plantilla estará disponible para afrontar un partido para el que no caben relajaciones que puedan amenazar la renta acumulada con respecto de sus perseguidores.

El encuentro dará comienzo el sábado a las cinco de la tarde en el Polideportivo de Guriezo.

El Juvenil Nacional, a detener la caída libre

El Juvenil División de Honor retoma la competición tras una semana de parón para intentar sumar una victoria ante el Lauburu Ibarra que le evite empezar a mirar a la parte baja de la tabla. Después de tres derrotas consecutivas que les han hecho perder varias posiciones en la tabla, los de Gonzalo Zubiaurre afrontan un choque trascendental ante un equipo vasco tampoco pasa por su mejor momento de la temporada, con sólo tres puntos de los últimos quince disputados en su haber y una posición por debajo de los rojillos. Los piparreros son una plantilla en pleno proceso de reestructuración, con un bloque muy renovado respecto del año pasado y que por ello está acusando una importante irregularidad que les impide salir de la zona baja.

44490733_258955438142769_5268045574891896832_n

No será pese a ello un compromiso fácil para los castreños, que deberán practicar su mejor juego para reencontrarse con una victoria fuera de casa que se les resiste desde la primera jornada de liga. El cuerpo técnico rojillo seguirá contando con las bajas de dos de los tres capitanes, Aritz Galende, José Carlos y Aaron, de baja médica, por lo que la convocatoria volverá a contar con la presencia de jugadores procedentes del Juvenil B e incluso del Cadete.

El choque entre ibartarras y castreños no se disputará en el histórico Belabieta, sino que ha sido señalado en el Polideportivo Olaederra de Billabona, donde dará comienzo a las 17:30 h.

La base

En lo referente a la base, el Juvenil Territorial buscará tres puntos que le permitan salir de la zona baja de la tabla tras una mala racha de resultados. Los de Miguel Ángel Calvo se medirán al Sasikoa el domingo en el Peru Zaballa con el objetivo de mejorar su situación en liga, en donde no conocen la victoria desde diciembre. Enfrente estará un equipo durangués que ocupa la tercera posición de la tabla y que está haciendo una gran campaña, habiéndose ganado el derecho a soñar con el ascenso.

El Cadete se estrenará en Copa con un madrugón el sábado por la mañana. Los de Raúl Arco se desplazarán hasta Portugalete para medirse desde las 9:30 h al Portu FS. Los rojillos, disputarán una primera fase en un grupo de 9 equipos a una sola vuelta, en busca de las dos plazas que dan derecho a disputar las semifinales.

En cuanto a la Escuela, ante el descanso de los benjamines, por la imparidad del grupo, toda la atención recaerá en los dos equipos alevines. El Alevín A actuará en el Peru Zaballa, desde las 10:30 a La Merced, en busca de recuperar el sabor de la victoria tras la derrota por la mínima de la pasada jornada ante La Salle. Por su parte, el Alevín B atraviesa la parte más complicada de su calendario y lo hace ahora visitando al segundo clasificado, el Fuente Salín el domingo en Pesués. Una salida muy complicada pero que sin duda puede servir para crecer como jugadores ante uno de los rivales que mejor fútbol sala practica en la categoría.