Con los deberes hechos

El CFS Castro afronta su último partido en casa esta temporada y primer partido como campeón de Tercera División en su grupo enfrentándose al colista de la categoría, el Construcciones José Luis Cobo. Los rojillos, tendrán la oportunidad de celebrar el título con la afición sin olvidar que a partir de ahora todos los encuentros servirán de preparación para la cita más importante de la temporada: el play off de ascenso a Segunda B.

Después de golear a El Minchón 1-6 y proclamarse campeones en categoría senior 10 años después, los castreños reciben al Construcciones Cobo con el objetivo de seguir mejorando en todos los aspectos de cara a la eliminatoria por el ascenso. El equipo de Torrelavega llega al encuentro como colista del grupo tras contar todos sus partidos por derrotas y sin haber podido sumar ningún punto en lo que llevamos de campeonato.

No ha sido un año fácil para el equipo de Adolfo Cobo, que han sufrido las consecuencias del descenso administrativo acontecido la pasada campaña. Los torrelaveguenses empezaban la temporada muy mermados ante la marcha de todos los jugadores de la plantilla anterior y no conseguían reunir suficiente número de efectivos en las primeras jornadas. Pese a ello, el club no ha recurrido a una renuncia a la competición que parecía cantada, competiendo en cada partido pese a las adversidades y la mala situación clasificatoria desde el inicio de liga.

Los rojillos, pese a la mala racha de su rival, están obligados a no descuidarse y dar lo mejor de sí ante todos los rivales, pensando en el play-off de ascenso a Segunda B que tendrá lugar, en principio, a finales de mayo. En el enfrentamiento de la primera vuelta, los fronterizos vieron como el conjunto de Torrelavega les ponía las cosas difíciles en una segunda parte muy mala en cuanto a juego de los castreños, que firmaron uno de sus perores partidos a domicilio de la temporada.

Con el objetivo de progresar y seguir acumulando buenas sensaciones, el cuerpo técnico recupera a Aitor Sierra y hará debutar en convocatoria al juvenil José Carlos. No estará disponible Jorge Vega, cumpliendo su último partido de sanción, ni Aritz Galende, que reforzará al equipo de División de Honor en su visita al líder.

El encuentro dará comienzo a las seis de la tarde en el Polideportivo Peru Zaballa.

Duelo exigente para el Juvenil Nacional

El Juvenil de División de Honor viaja a Navarra para enfrentarse al líder de la categoría, un Osasuna Magna Gurpea que todavía no conoce la derrota. Dificilísimo compromiso para los de Gonzalo Zubiaurre, que tendrán que ofrecer su mejor versión para inquietar a un líder que domina con mano de hierro el grupo. Con todo, los castreños acumulan dos partidos sin perder y han recuperado sensaciones en estas últimas semanas tras una racha nefasta de derrotas que supuso una caída libre en la clasificación. El regreso del capitán Aritz Galende, después de varias semanas con el primer equipo, será otro aliciente más para que los rojillos busquen la campanada.

Fin de semana a domicilio para la base

Ningún equipo de la base jugará como local esta jornada en la que los dos equipos alevines no tendrán partido. De esta forma, también actuará fuera de casa el Juvenil Territorial, que se medirá al Mendibeltz el sábado a las doce en Polideportivo Landako de Durango. Después de un triunfo balsámico ante el Gora Bilbao “B” tras varias jornadas sin ganar, los de Miguel Ángel Calvo intentarán seguir sumando de tres para acabar la temporada de la mejor forma posible.

El Cadete, por su parte, continua su andadura en la Copa Vizcaína Cadete viajando a Santurce para medirse al Santurtzi F.S el domingo a las diez y media en el Polideportivo Mikel Trueba. Tras la victoria en el derby ante el Flavióbriga, el equipo de Raúl Arco buscará seguir su progresión en la tabla para acercarse a los primeros puestos de la misma.

Con los dos alevines descansando, la atención recaerá en el Benjamín, que se enfrentará al líder de su grupo, el Campoo de Enmedio, el sábado a la una de la tarde en el Polideportivo de Matamorosa.