De vuelta a casa

El CFS Castro regresa al Peru Zaballa más de un mes después de los incidentes frente a La Vuelta para disputar el último derbi castreño de la temporada. Los rojillos, que se estrenarán en horario de viernes, recibirán la visita del Portus Amanus en busca de tres puntos que les acerquen aún más a un título que ya divisan en la distancia.

Un compromiso social al que acudirán miembros de ambos equipos han llevado a adelantar el choque a las 21 horas del viernes en un Peru Zaballa que volverá a recibir a los suyos cinco semanas después. Con el Castro contando con los dedos los puntos que les faltan para poder entonar el alirón, un derbi local, en el que la clasificación prácticamente no importa por la igualdad que suele presidirlos, es el mejor momento para que los locales recuperen esas sensaciones de las que se han alejado en las últimas jornadas.

No lo pondrá fácil un Portus Amanus que, pese a contar aún con un margen cómodo respecto del descenso, ha visto en las últimas jornadas como su ventaja se ha reducido, por lo que necesita también una victoria para alejar cualquier fantasma y certificar la permanencia en su primer año de existencia. Pese a contar con un bloque de jugadores de mucha calidad, la gran mayoría con pasado en el primer equipo o las categorías inferiores rojillas, los de Iker Landa no han gozado de la regularidad necesaria para ocupar puestos más tranquilos a estas alturas de temporada. Por ello, el derbi se antoja para los samaniegos como un buen acicate para volver a rendir al nivel que se esperaba de ellos.

No hay disculpas para un Castro que a falta de seis jornadas necesita 8 puntos para certificar un título que se ha puesto muy de cara en las últimas jornadas, pero al que aún falta por rematar. No están siendo semanas fáciles tampoco para los rojillos, con falta de continuidad en los entrenamientos para muchos jugadores por motivos laborales y de lesiones, y que obligarán nuevamente a tirar del Juvenil. El cuerpo técnico castreño repetirá la convocatoria que el pasado sábado se trajo los tres puntos de Reinosa con la inclusión por primera vez en la misma del juvenil de segundo año Diego Pereda.

El Juvenil Nacional busca resucitar

JuvenilPretemporada1Nueva oportunidad para el Juvenil Nacional para revertir su negativa racha de resultados de las últimas semanas. Los de Gonzalo Zubiaurre no han sabido cogerle el aire a un 2019 en el que tan solo han podido sumar 3 puntos de 18 posibles, habiendo caído hasta la zona media baja de la tabla. La visita de la Escuela de Siero se antoja como el momento propicio para poner fin a la caída para remontar y firmar un final de temporada que les permita cerrar el curso con un sabor de boca más agradable.

Para ello, será muy importante poner fin a la sangría de goles en contra ante un rival con el que se encuentran igualados a puntos. Con la enfermera vacía después de mucho tiempo, y pudiendo contar con la presencia de los jugadores que se alineen el viernes con el primer equipo, tan solo las bajas por sanción de Marcos Urquijo y Pablo Cano, impedirán que por primera vez en varias semanas, el cuerpo técnico castreño tenga a toda la plantilla a su disposición a fin de recuperar la senda de los victorias ante el equipo asturiano.

El partido tiene fijada su hora de comienzo a las 17 horas del sábado en el Polideportivo Peru Zaballa.

Sabor copero para la base

IMG_20181116_234118En parecida situación de resultados se encuentra el Juvenil Territorial, en una temporada que se está revelando como particularmente dura para los de Miguel Ángel Calvo. La plaga de bajas por lesión y falta de compromiso y las necesidades del primer juvenil de la entidad, han dejado muy mermado a un equipo que tampoco levanta cabeza en las últimas semanas. Los rojillos tendrán además una dura asignatura este sábado en su visita al Bilbo en San Ignacio. Un choque muy complicado por la distancia que separa ambos en la tabla y por las ausencias en un equipo que tendrá que hacer auténtico encaje de bolillos para completar la expedición.

Tampoco será un fin de semana fácil para el equipo Cadete, al que los viajes de estudios típicos de estas épocas también van a mermar su potencial. Pese a ello, la visita del Pozgarri se antoja como un buen momento para seguir sumando de tres en tres y acercar la clasificación a las semifinales de Copa dentro de este grupo A.

Debut copero también para los dos alevines dentro de la Copa Cantabria. Después de una liga en la que los nuestros han ido de menos a más, el segundo torneo de la temporada se antoja como un buen momento para que lleguen las alegrías, toda vez que los primeros clasificados en el torneo de la regularidad disputarán la Copa Federación. Con la vista puesta en conseguir una de las cuatro plazas que dan acceso a la Final a Cuatro, los nuestros se estrenan visitando al A al Verdemar y recibiendo el B al Mioño Femenino el domingo en Sámano.

Por último, el Benjamín será el único equipo que no compita esta semana, toda vez que una vez conseguida su clasificación para la Fase por el Título, espera ya su calendario en el torneo que medirá a los 8 mejores equipos de la Región.