El gran duelo directo

El CFS Castro encara uno de los partidos más importantes de la segunda vuelta enfrentándose al segundo clasificado de la liga, La Vuelta, a sólo tres puntos de distancia en la tabla. Los rojillos buscan defender el liderato ante uno de los mejores equipos de la competición y uno de los dos conjuntos que ya ha ganado al Castro esta temporada.

Después de firmar un brillante partido la semana pasada en San Felices, al Castro le llega un nuevo enfrenamiento, en esta ocasión directo, en su particular cuesta de febrero. Los rojillos se medirán ahora a La Vuelta con una primera posición en juego. Teniendo en cuenta las matemáticas, los dos equipos son conscientes de la importancia de los puntos, que podrían suponer un auténtico espaldarazo de cara a conseguir el título.

El equipo de Pesués llega al choque con la mente puesta en la victoria que le haría recuperar el liderato tras casi dos meses. Los de Agapito Blanco son un conjunto rocoso y con jugadores de gran calidad individual, que acabó superando a los fronterizos por la mínima en el partido de la primera vuelta. Sin embargo, dos empates en los últimos cinco partidos ha provocado que su distancia con el Castro aumente a tres puntos. Por ello, La Vuelta viene al Peru Zaballa con la necesidad de un triunfo esencial en sus aspiraciones ya que, más allá de los tres puntos, la victoria les otorgaría el gol average particular con el conjunto castreño.

El Castro por su parte, llega al choque con buenas sensaciones tras cinco victorias consecutivas y el buen nivel de juego mostrado, que han dado mucha confianza a los jugadores rojillos. Sin embargo, el enfrentamiento directo por la primera plaza obligará a los rojillos a dar nuevamente lo mejor de sí y no otorgar concesiones en defensa para llevarse un nuevo triunfo que podría dejar a su rival a tres partidos de distancia.

Para tal fin, el cuerpo técnico castreño recupera a un jugador fundamental en sus esquemas como Aitor Sierra, quien vuelve en el momento decisivo de la temporada tras su lesión de tobillo que le ha mantenido apartado del equipo en las últimas semanas. El resto de la convocatoria será la misma que se impuso el pasado domingo en San Felices, con la excepción de Sergio Vitoria.

El partido dará comienzo el sábado a la seis y cuarto de la tarde y se espera una gran entrada en el Peru Zaballa, no solo por el aumento de afluencia de aficionados locales, sino por la presencia de un nutrido grupo de incondicionales del equipo de la frontera occidental que a buen seguro trasladará también la competencia a la grada.

El Juvenil Nacional, a recuperarse en casa

El Juvenil División de Honor buscará resarcirse en el Peru Zaballa tras dos derrotas consecutivas en liga. Los de Gonzalo Zubiaurre reciben al Otxartabe, cuarto clasificado, con la imperiosa necesidad de sumar para no seguir cayendo puestos en la tabla y de paso recuperar confianza tras un arranque de 2019 muy complicado en el que las sensaciones ni los resultados están siendo los esperados. No será una empresa fácil la victoria contra el equipo vasco, que está cuajando una buena temporada pese a la irregularidad mostrada en las últimas jornadas.

El partido comenzará a las cuatro de la tarde dando inicio a una nueva sesión continua en el Peru Zaballa y para él seguirán siendo baja Aaron y Aritz Galende, a los que se ha sumado esta semana José Carlos,

Fin de semana poco casero para la base

En lo que respecta a la base, el Juvenil territorial intentará volver a la senda del triunfo frente al colista de la liga, el Leioa Ibaraki el domingo por la tarde en Getxo. Después de una dura derrota ante el Kukuiaga el pasado fin de semana, los de Miguel Ángel Calvo buscarán conseguir tres puntos para aumentar su ventaja con los últimos puestos de la tabla.

También actuará fuera de casa el Cadete, que se medirá al Ikasbide el domingo por la tarde en Bilbao en el partido que cerrará la competición liguera. Los rojillos se medirán además a un rival directo por la quinta plaza que actualmente ostentan y que asegurarían con un triunfo en San Ignacio.

También llegan a la recta final de sus ligas los equipos más pequeños, y es que tanto alevines como benjamines afrontan ya sus últimas jornadas. El Alevín A actuará en casa el domingo recibiendo al Entrambasaguas, en un partido que supone una buena oportunidad para sumar puntos y acercarse a la zona media de la tabla. Por su parte, el Alevín B visitará la capital de la región en la mañana del sábado para medirse al Verdemar en Corbán. El actual cuarto clasificado será una buena piedra de toque para examinar la mejoría de juego y resultados experimentada por los de Adrián Vigistain en las últimas semanas.

Por último, el Benjamín cerrará la mañana del domingo en el Peru Zaballa midiéndose al intratable líder del grupo, La Salle. Los santanderinos llegan invictos a estas últimas jornadas y ya piensan en luchar por lo máximo en una Fase Final a la que también aspiran los rojillos desde su cuarta plaza.