Empezar con buen pie

El CFS Castro afronta su primer partido de 2019 y último de la primera vuelta ante el recién ascendido Milinde Panadería Pernía para tratar de mantener el pulso con el líder, La Vuelta. El choque ante el equipo de Reocín se antoja clave para un conjunto castreño que afronta tres choques consecutivos en los que solo vale la victoria antes de un mes de febrero que prácticamente marcará el devenir final de los rojillos en el campeonato liguero.

Tras la insulsa victoria en Torrelavega la pasada jornada, los rojillos tienen ante sí una buena oportunidad de mejorar el juego mostrado en las últimas semanas. El triunfo ajustado ante el Muriedas y los errores cometidos en el último partido a domicilio han puesto sobre aviso a los castreños, conscientes de que es necesario mantener la concentración en todos los compromisos para seguir sumando de tres en tres y continuar en la pelea por la primera plaza.

El Milinde hará su estreno en el Peru Zaballa después de una primera vuelta en la que nunca ha pasado apuros y en la que desde bien pronto mostró un buen nivel de adaptación a la categoría. Los de Puente San Miguel llegaban a Tercera el pasado verano después de una excelente campaña en su primer año de existencia. Los rojiblancos lograban el subcampeonato en Autonómica y una meritoria plaza en las semifinales de Copa demostrando su capacidad para competir ante rivales de superior categoría. El equipo de Reocín apostaba por la continuidad del bloque del ascenso, con algún refuerzo con experiencia en la categoría, entre los que destaca el propio inquilino del banquillo, el ex entrenador del desaparecido La Cavada, Héctor Trueba, llegado ya con la competición en marcha. No será un rival sencillo, con un sistema de juego muy marcado y con un puñado de jugadores de excelente calidad técnica que ya han demostrado su buen nivel ante los mejores de la competición.

Los regresos después de un parón largo como éste siempre son una incógnita, lo que ha hecho que los rojillos preparen con mimo este encuentro. Ante el Milinde, el cuerpo técnico castreño no podrá contar con Aitor y Pedro, lesionados con sendos esguinces de tobillo, y hasta última hora será duda Imanol, afectado por un proceso viral. Quien si será de la partida es la nueva incorporación del Castro en este mercado de invierno, el pívot colindrés Saúl Valle, que, una vez tramitada su licencia hará su debut con los colores rojillos.

El Juvenil Nacional busca reencontrarse consigo mismo

Foto: Gora Bilbao RedBlue

Abrirá la sesión continua del sábado el Juvenil División de Honor, que buscará un triunfo ante el Yesos Castaño que, más que los tres puntos, le permita dejar atrás las malas sensaciones del mes de diciembre. La irregularidad de los castreños en la última fase del campeonato les ha hecho dar por finiquitadas sus opciones de luchar por las primeras plazas y centrarse en al menos intentar alcanzar el podio en este 2019. Con 7 puntos de desventaja con respecto del tercer clasificado, los puntos ante el equipo asturiano se antojan fundamentales.

Será la primera vez que el equipo de Corvera actúe en el feudo rojillo tras haber logrado el ascenso la pasada campaña. Los del Principado llegan a este último partido de la primera vuelta a tan solo tres puntos de los castreños después de un lógico periodo de adaptación a una nueva categoría. Sin apenas referencias sobre un rival ante el que no se han enfrentado nunca, los de Gonzalo Zubiaurre necesitan reencontrarse con sus mejores sensaciones, dejar atrás su bache de diciembre y comenzar a mirar a los equipos que les preceden.

Para ello, el cuerpo técnico castreño no podrá contar con dos de los capitanes, Aritz Galende, por sanción y Aaron por lesión. Quien si podrá ser ya de la partida es Pablo Cano, que volverá a entrar en una convocatoria en la que también podría haber presencia de algún jugador de un Territorial que actuará el domingo.

La base, a empezar con buen pie el año

WhatsApp Image 2018-09-29 at 11.40.02Y es que, los de Miguel Ángel Calvo serán el plato fuerte de la segunda sesión continua de la jornada, la del domingo por la mañana. El Juvenil Territorial, que se iba al parón con buenas sensaciones tras su victoria en la cancha de otro filial, el del Gora, tratarán de prolongarlas con un triunfo ante otro equipo que también visitará por primera vez el pabellón castreño, el Mendibeltz. Los durangueses aventajan en 4 puntos a los castreños, y es uno de esos rivales que pueden considerarse directos por su proximidad en la tabla.

El otro equipo que actuará como local, y que servirá como aperitivo de los juveniles, será el Alevín B, que se medirá al Entrambasaguas a partir de las 10:30 aún con el recuerdo de su primer triunfo liguero en la jornada que cerraba el 2018. Una buena oportunidad de disfrutar con un equipo que está mejorando a pasos agigantados en su primer año en la categoría.

Tres serán los equipos que actuarán fuera y ambos lo harán el sábado. Por la mañana será el Cadete, que visitará al Gora en el barrio bilbaíno de La Peña. Una buena oportunidad de seguir manteniendo la presión sobre los dos primeros clasificados y sobre todo de prolongar el buen momento de forma por el que atravesaban antes de las fiestas navideñas. Casi en el mismo horario actuará el Alevín “A” ante el líder Arenas de Iguña. Una salida muy complicada con la que comenzar a coger ritmo después del largo parón.

Por la tarde le llegará el Benjamín, que visitará a La Merced en la capital de la región. Oportunidad para los más pequeños de la casa de seguir creciendo ante el segundo clasificado.