En busca de un fin de año feliz

El CFS Castro despide el 2018 afrontando su último compromiso liguero ante el colista de la Tercera División. Los rojillos, tras perder el liderato la pasada semana después de su empate ante El Minchón, están obligados a sumar los tres puntos visitando a un Construcciones José Luis Cobo que aún no ha estrenado su casillero de puntos en esta campaña.

La salida de los rojillos hasta Torrelavega es una jornada trampa, en la que no vale otro resultado que no sea la victoria y al que la diferencia en puntos entre ambos y la cercanía de las fiestas navideñas puede hacer no valorar en su justa medida. El aviso a navegantes de la visita al Muriedas Urrutia debe servir como antecedente para que los castreños valoren como se deben tres puntos que tienen el mismo valor que los disputados ante los rivales directos.

En frente estará un rival que está viviendo una temporada complicada. Después de un brillante año en Segunda B, el equipo torrelaveguenses regresaba a Tercera al no poder reunir el presupuesto necesario para continuar en la División de Bronce del fútbol sala nacional. La renuncia a la categoría, unida a la marcha de la totalidad de la plantilla del pasado año, hacía que Adolfo Cobo tuviera que reinventarse con un proyecto partiendo de cero. Los de la capital del Besaya no conseguían reunir un número de efectivos suficientes hasta bien entrada la campaña, lo que le ha hecho acudir en buena parte de los encuentros con lo puesto o incluso en déficit de jugadores con respecto a sus rivales, lo que les ha condenado desde el primer momento a la última plaza de la clasificación.  Pero ello no ha sido óbice para que el Construcciones JL Cobo se haya mantenido en competición, manteniendo la ilusión y no presentando una renuncia a la que parecía abocado en las primeras jornadas.

La diferencia en la marcha de ambos equipos es notable, pero ello no debe ser sino un acicate para que los castreños afronten el último choque del 2018 con la mayor de las concentraciones y, desde el primer minuto, no deben opción a ningún tipo de sorpresa por parte de los torrelaveguenses. La proximidad de las fiestas navideñas conlleva que no se pueda contar con la totalidad de una plantilla en la que no serán de la partida el guardameta Alexis e Imanol, que no podrá por tanto medirse a su ex equipo. El resto de integrantes de la plantilla conformarán una expedición que buscará desde las 5 de la tarde un triunfo que les permita seguir manteniendo la presión sobre el líder.

El Juvenil Nacional despide el 2018 en tierras riojanas

WhatsApp Image 2018-03-07 at 22.13.14Largo desplazamiento para el Juvenil Nacional en esta última fecha del año. Los rojillos deberán viajar hasta tierras riojanas para medirse al Lardero, rival que, tras un pésimo inicio de competición, poco a poco ha ido encontrando su sitio en la liga yendo de menos a más. Tras una mala racha de resultados, el Castro recuperaba el sabor de la victoria en el derbi del pasado sábado ante el Mar Rock, lo que debe servir como punto de partida para recuperar sensaciones y volver a ser el equipo competitivo de la primera parte de la temporada. Para ello, los de Gonzalo Zubiaurre deberán recuperar fundamentalmente su tono defensivo, poniendo fin a la sangría de goles de las últimas jornadas y evitando tanteos elevados en los que es difícil competir.

Delante tendrán a un equipo muy físico, con un juego muy directo y que se mueve como pez en el agua en una superficie de juego a la que los rojillos no están acostumbrados. Ante los de Patricia Arnedo, los castreños deberán volver a rendir a su mejor nivel para sumar tres puntos que les permitan irse a las vacaciones navideñas con un buen sabor de boca, que sirva de punto de partida para arrancar el 2019 con la máxima de las ilusiones.

Después de una larga lesión podría regresar a la convocatoria Aarón, mientras que serán baja el lesionado Pablo Cano, el sancionado Kevin y el guardameta Iván, lo que volverá a abrir la puerta de la meta castreña, por segunda semana consecutiva a los dos porteros cadetes, Dani y Valentín en un partido que arrancará a las 19 horas en el Polideportivo Municipal de Lardero.

Fin de año también para la base

Todos nuestros equipos de base afrontarán compromisos oficiales en este último fin de semana lectivo del 2018. Volverá a la competición el Juvenil Territorial de Miguel Ángel Calvo, que, tras afrontar la pasada jornada su descanso, visitará este sábado a otro filial, el Gora Redblue “B”. Una buena oportunidad para reencontrarse con la mejor de sus versiones y sumar unos puntos que le permitan poner tierra de por medio con la zona baja y entrar en 2019 con unas mejores sensaciones.

Por su parte, el Cadete, después de su meritorio triunfo a domicilio de la semana pasada, recibirán el domingo en el Peru Zaballa al Artaromo. Una buena ocasión para los de Raúl Arco de seguir sumando puntos y acechar una tercera plaza que debe ser el gran objetivo de los rojillos toda vez que los dos primeros ya parecen bastante lejos.

Los más madrugadores del fin de semana serán los chicos del Alevín “B”, que visitarán al Liendo en la mañana del sábado, 24 horas antes de que sus compañeros del Alevín “A”, afronten su partido ante el Verdemar en el Peru Zaballa. Por último, los más pequeños, el Benjamín, también deberá afrontar un madrugón el domingo para visitar desde las 10 horas en Guarnizo a las chicas del Muslera GSW.