En busca de una alegría

El CFS Castro se mide al Pinseque para intentar recuperar las buenas sensaciones perdidas desde hace mucho tiempo en un tramo de temporada que se ha saldado con cuatro derrotas consecutivas. Los rojillos, en una situación crítica, pero con opciones matemáticas de permanencia, buscarán resurgir ante un equipo aragonés también en puestos de descenso.

Los de Dani Salanueva tampoco atraviesan su mejor momento en la competición liguera, ya que sólo han podido sacar tres puntos de los últimos quince posibles. Este bagaje ha provocado que el conjunto de Pinseque cayera al descenso en estas últimas jornadas, aunque actualmente es el mejor situado para intentar eludir la zona roja de la tabla.

72873843_10214475710277303_7153867754951409664_o

El conjunto zaragozano es un clásico de la categoría en plena reconstrucción esta temporada, en la que un mal comienzo derivó en la vuelta al banquillo de Dani Salanueva, con el que los resultados empezaron a llegar. No obstante, el equipo aragonés se ha movido, al igual que el Castro, en la zona baja de la tabla durante muchas jornadas, algo que no ha impedido ver su buen hacer al vencer a equipos como Guardo y a equipos directos en su lucha por la permanencia.

Es por ello que el Castro deberá volver a encontrarse si quiere ganar a un conjunto al que ya derrotó en la primera vuelta, en la que ha sido la victoria más holgada de los rojillos esta temporada. Para el choque, el cuerpo técnico castreño no podrá contar con Chema, lesionado y Galende, este último será duda tras unos problemas físicos, por lo que volverá a entrar en convocatoria el juvenil Diego Pereda.

El entrenador visitante, Álex Soba, ha explicado en unas declaraciones previas al partido que “nuestras opciones de permanencia son casi mínimas y nos deja solo en manos de una auténtica machada en este último tercio de liga, pero hasta que las matemáticas digan lo contrario debemos seguir pensando en que es posible, por el club, por nuestra gente, por la competición, pero sobre todo por nosotros mismos”.

Para Soba “se hace complicado trabajar y afrontar estos desplazamientos largos cuando llevas muchos meses sin ganar y cuando vienes de cuatro derrotas consecutivas en las que has estado muy lejos de tu nivel, pero debemos volver a ser competitivos y llegar con opciones al final del partido.”

“Pinseque es un histórico que tampoco lo está pasando bien. Está en plena reconstrucción y este año les toca sufrir. Supongo que para ellos estos tres puntos son obligados también y quizás eso les haga también llegar con cierta ansiedad que debemos aprovechar. El regreso de Cárdenas y Nacho y el fichaje de Carlos San Miguel les ha dado más empaque y tienen muy poco que ver con el equipo que vino a Castro en la primera vuelta” ha finalizado el míster castreño.

El encuentro dará comienzo a las seis y media de la tarde del sábado en el Polideportivo de Pinseque.