En la cuenta atrás

El CFS Castro se mide al Muriedas Urrutia con el objetivo de seguir sumando para no llevarse ninguna sorpresa en la recta final de liga que haga peligrar la primera plaza a falta de cuatro jornadas para la conclusión. Los rojillos, a cuatro puntos del título, podrían ya ser campeones este mismo fin de semana, pero para ello deberán ganar su partido y esperar que el Rayo Sanfe no haga lo mismo el domingo ante el Canalsa.

El empate frente al Canalsa el pasado fin de semana sirvió para que los castreños recuperaran sensaciones tras unas semanas lejos de su mejor juego. Los rojillos, no obstante, encaran otro importante choque en su carrera por el campeonato en el que deberán demostrar el porqué de su clasificación ante un rival que llega al Peru Zaballa jugándose la permanencia.

El Muriedas Urrutia, tras una temporada complicada en lo deportivo, ocupa la penúltima plaza de la liga a dos puntos de la salvación. Los camargueses, tras no haber encontrado su mejor nivel este año, llegan al choque con la necesidad de sumar para no perder puntos con el Portus Amanus, equipo que marca la salvación en esta recta final de liga, y conscientes de que encararán un calendario complicadísimo, por lo que no estarán en condiciones de dar facilidades a un equipo castreño que volverá a tener que exponer para cumplir su objetivo.

Por ello se antoja un encuentro complicado para el Castro, acostumbrado a ofrecer su mejor versión contra equipos de la zona noble de la tabla, y no así contra los de la zona baja. Precisamente el conjunto del Luis Urrutia fue uno de los que puso en serios aprietos al Castro en la primera vuelta, cuando sucumbieron ante los rojillos por 2-3 en uno de los peores partidos del año de los fronterizos.

Los castreños llegan al choque avalados por su racha de imbatibilidad de 17 jornadas, pero conscientes de que es necesario salir concentrados ante todos los rivales para no ceder puntos en un momento crucial de la temporada. Para lograr una nueva victoria, el cuerpo técnico tendrá la novedad de Aritz, que regresa tras su sanción, pero perderá a Jorge Vega durante tres jornadas por su expulsión del pasado domingo en Santander. También volverá a la convocatoria el juvenil Diego Pereda, después de haber debutado hace dos semanas en el derbi castreño.

El partido dará comienzo a las seis de la tarde del sábado en el Polideportivo Peru Zaballa.

La base centra toda la atención 

Con los dos juveniles y el Cadete sin partido este fin de semana, la base será la principal protagonista en una jornada de ambiente copero. El Alevín A será el único que no actué durante el fin de semana, midiéndose al Mioño femenino el próximo martes en la Copa Cantabria. El derby arrancará a las siete de la tarde en el Polideportivo Peru Zaballa.

Si actuará el sábado el Aevín B, que se desplazará hasta Entrembasaguas el sábado a las 10 de la mañana. El benjamín, por su parte, se medirá a La Salle el domingo a las doce en el Pachi Torre, en la que será la segunda jornada de la fase final por el título.