Fin de las vacaciones

El CFS Castro inicia la segunda vuelta de la liga afrontando un encuentro trascendental tras la vuelta de vacaciones en el que se medirá al Tafatrans Vulcanizados que, al igual que el conjunto local, no pasa por su mejor momento en la competición doméstica. Los rojilllos, tras cinco derrotas consecutivas que han golpeado al equipo en lo clasificatorio y lo anímico, buscarán tres puntos ante un rival llamado a pelear por el play off que ayuden a reducir la diferencia con los puestos de salvación y que devuelvan las buenas sensaciones al grupo.

Para intentar recuperar la senda de la victoria tras casi dos meses sin conocerla, los castreños deberán superar aun conjunto navarro que llega al Peru Zaballa situado en la zona noble de la tabla, pero sumido en una mala racha al no haber sacado ningún punto en sus tres últimos compromisos. Pese a ello, los navarros conseguían concluir la primera vuelta sextos clasificados a tan sólo cuatro puntos de los puestos privilegiados de la clasificación y con aún todas las papeletas para pelear por acceder a ellos al final de temporada.

70554600_10214124573819111_8577012220817309696_o

Los navarros, cuartos clasificados la pasada campaña, son un rival poderoso que ya ha dejado ver su buen hacer durante la primera mitad de liga pese a su irregularidad. Los tafalleses, además, son un equipo especialmente difícil en su feudo, lugar donde han cimentado una parte importante de sus puntos esta campaña. El equipo de la comunidad foral es uno de los clásicos de la categoría en las últimas temporadas y ha progresado campaña a campaña hasta convertirse en un asiduo a la zona alta.

La llegada de un nuevo técnico, Leandro Fernández, el histórico exjugador de la LNFS, no ha sido la única, ya que el regreso a casa del canterano Unai Martínez tras su experiencia en primera en las filas de Aspil Vidal Ribera de Navarra, ha otorgado a la plantilla tafallesa mayor profundidad y variantes, algo que ha servido a los navarros para mantenerse en la mitad alta de la tabla.

En unas declaraciones previas al partido, el entrenador visitante, Leandro Fernández, ha destacado que el encuentro “Es un partido de necesidades por parte de los dos equipos. Nosotros, tras nuestra mala racha, nos hemos descolgado un poco de la zona alta y no podemos permitirnos un nuevo tropiezo”. “El Castro, pese a los últimos resultados, ha competido ante rivales de la zona alta y será un partido complicado” ha finalizado el míster navarro.

Por su parte, Álex Soba, el entrenador local, ha explicado que “El año terminó muy mal, con 5 derrotas consecutivas y con una mala imagen en Tauste que sabemos que no se puede volver a repetir. Esperemos que el descanso nos haya servido a todos para recargar pilas y para concienciarnos del enorme reto que tenemos por delante. «Las cuentas están claras y sabemos que vamos a tener que sacar prácticamente el doble de los puntos que tenemos en estos 15 partidos para tener opciones de salvarnos, por lo que hay que recuperar el tono defensivo desde ya» ha afirmado el técnico castreño.

Para Soba “Tafa es un equipo que en la primera parte de la liga ha pecado en cierta manera de irregular, lo que le ha impedido estar más arriba. Aun así tiene una gran plantilla y es un equipo muy sólido que estará en la lucha por el play-off. En el partido de la primera vuelta dimos con la tecla, ante un equipo tan físico solo cabe competir de la misma manera, igualar intensidad y a partir de ahí apurar las opciones que tengamos”. “Un buen partido el sábado nos debe servir como punto de partida para empezar a acortar lo que nos separa de la permanencia”.

El encuentro dará comienzo a las seis de la tarde del sábado en el Polideportivo Peru Zaballa.

Fotografías: Amaya Brizuela