La hora de la verdad

El CFS Castro se mide al Kukuiaga en un partido clave por la permanencia y que puede marcar en gran medida el futuro a medio plazo de los dos equipos en la competición. Los rojillos, después de dos derrotas consecutivas que han devuelto al equipo a zona de descenso, afrontan un compromiso de vital importancia para sus aspiraciones contra un conjunto también en puestos de descenso, en donde la victoria pasa a ser un objetivo casi obligatorio.

Para conseguir los tres puntos, los rojillos deberán superar a un equipo vizcaíno que ha apostado para su debut en la División de Bronce por la continuidad del grupo que se hizo con la plaza, reforzado puntualmente con algún jugador que apuntalaba posiciones muy determinadas. Al frente del banquillo la directiva del equipo del barrio de San Antonio apostaba por un tándem experimentado en la categoría, el conformado por Asier Navarro y Mati Carrascosa, con la misión de guiar a un bloque homogéneo en el que destaca por encima de todo la figura de Joseba Yenes, máximo goleador de la Segunda División hace tres campañas, y que regresaba a casa el curso pasado.

79588185_10158139708175715_8551027561302327296_o

Ambos rivales, Castro y Kukiaga, llegaban a la categoría este verano por invitación, en el caso de los vizcaínos tras concluir la temporada en Tercera como subcampeones por detrás de un Elorrietako que finalmente no hacía efectivo su derecho, abriendo la puerta de la Segunda B al Kukiaga. Dos proyectos similares, sustentados en la gente de casa y en la cantera y que lucharán hasta final de campaña por lograr una permanencia que les permita reforzar sus perspectivas de futuro.

Un partido, en definitiva, con tres puntos muy importantes en juego y en el que el que pierda quedará en una situación delicada antes del parón navideño. Para una cita tan clave, el Castro presentará una convocatoria completa por primera vez desde el fallido viaje a Tauste con el regreso de Oliver tras su sanción y el debut de la última incorporación de los rojillos, Chema.

El entrenador local, Asier Navarro, ha destacado en unas declaraciones previas al partido que el encuentro “no es una final, pero sí es un partido muy importante, porque el que gane saldrá reforzado y con las posibilidades intactas. Y si es cierto que el que pierda, aunque siga con las posibilidades intactas, saldrá algo tocado.”

Para el míster vizcaíno “va a ser un partido muy igualado entre dos equipos que entendemos el fútbol sala de la misma manera y esperemos que se vea un buen espectáculo. Nuestros jugadores están fuertes porque saben que esto es una carrera larga y que los resultados tienen que llegar más pronto que tarde porque estamos trabajando bien.” “Si es cierto que contamos con varios jugadores tocados que tenemos que ver cómo llegan al partido, pero tenemos una plantilla larga y jugadores del filial que están llamando a la puerta así que seguro que afrontamos con bastantes jugadores el partido” ha explicado el técnico.

Por su parte, el entrenador visitante, Álex Soba, ha reconocido que “estas dos derrotas consecutivas nos han dejado otra vez en puestos de descenso y sabemos que el partido de Etxebarri es una gran oportunidad para volver a puntuar y sobre todo para recuperar esas sensaciones que en las últimas semanas parece que nos han abandonado.” Según el técnico, el Kukuiga y el Castro “son dos equipos muy similares, formados por gente de casa” y que su equipo “es consciente de que va a tener una temporada muy larga y muy dura moviéndose como su rival del sábado en las mismas posiciones de la tabla.”

Para el míster castreño, el Kukiaga “ha acusado el cambio de categoría, pero está compitiendo todos los partidos y también tendrán marcado este partido en rojo en el calendario por tratarse de un rival directo.” “Seguimos con muchos problemas para entrenar, pero al menos el sábado podremos completar convocatoria con la entrada de Chema, que sin duda nos tendrá que aportar pausa y experiencia” ha finalizado Soba.

El partido dará comienzo a las seis y cuarto del sábado en el Polideportivo de Etxebarri de Bilbao.