La prueba final

El CFS Castro cierra la liga visitando por primera vez al Milinde Panadería Pernía con las miras puestas en conseguir una nueva victoria que permita aumentar a 21 partidos la racha de imbatibilidad consechada esta campaña. Los rojillos intentarán sumar tres nuevos puntos en una pista complicada para acabar bien el torneo ante un muy bien rival que, pese a su condición de recién ascendido, ha cuajado una gran temporada y ocupa un meritorio sexto puesto en la tabla, y que puede servir con un gran ensayo general antes de afrontar el play-off de ascenso dentro de dos semanas.

Después de golear cómodamente al Construcciones José Luis Cobo en casa, al Castro le llega otro partido complicado fuera de casa, el último de los que han compuesto esta recta final de liga lejos del Peru Zaballa. El equipo de Puente de San Miguel lograba el ascenso la temporada pasada, realizando además un gran papel en Copa, donde sólo La Vuelta, a la postre campeón, le privó de disputar la final de la competición. El conjunto rojiblanco ha contado toda la campaña con un bloque de jugadores de gran calidad técnica, que, entre otras cosas, les ha permitido ocupar todo el año posiciones cómodas en la tabla y pelear de tú a tú contra equipos punteros de la región, y de no ser por la escasez de efectivos en su plantilla, podrían haber aspirado a pelear por objetivos más ambiciosos. La llegada de Héctor Trueba al banquillo permitió al Milinde elevar sus prestaciones para convertirse en uno de los mejores equipos en esta segunda vuelta.

Los de Reocín, pese a que no se han mostrado como un equipo muy regular en casa, son un conjunto a tener en cuenta y que con jugadores individualmente muy capaces para poner en aprietos a cualquier rival. Es por ello que los rojillos deberán salir muy concentrados y mantener la buena línea mostrada este año ante los mejores equipos de la categoría fuera de casa para llevarse tres puntos. La victoria, además, supondría cerrar el curso con una magnífica racha de 21 jornadas invictos y reforzar la confianza del grupo de cara al objetivo del ascenso a Segunda B.

Para tratar de sumar un nuevo triunfo, el cuerpo técnico rojillo recuperará a Jorge Vega tras sus tres encuentros de sanción y al juvenil Aritz Galende, pero perderá al sancionado Aitor Sierra y a Saúl Valle por motivos personales.

El partido dará comienzo a las siete de la tarde en el Pabellón  Celia BarquínPuente de San Miguel.

Nueva reválida para el Juvenil Nacional

El Juvenil de División de Honor regresa a la competición tras el parón de semana santa afrontando otro compromiso importante ante el Gora Bilbao Red Blue con el objetivo de acabar el año de la mejor forma posible. Los de Gonzalo Zubiaurre, tras caer ante el líder la pasada jornada, se medirán a un equipo asentado en mitad de tabla y que no llega en su mejor momento tras haber perdido sus tres últimos encuentros.

Los bilbaínos son un viejo conocido y sus enfrentamientos ante los rojillos siempre se han caracterizado por las alternativas y la igualdad, por lo que, sin la presión de unos puntos relevantes para cumplir algún objetivo clasificatorio, a buen seguro el choque nos deparará un espectáculo muy atractivo para pasar la tarde del sábado en el Peru Zaballa.

El primer juvenil será, además, el único que actúe esta jornada, ya que todos nuestros equipos de la base descansarán esta jornada a la espera de retomar las competiciones el primer fin de semana de mayo.