Máxima dificultad

El CFS Castro se mide a uno de los mejores equipos de la categoría, el Deporcyl Guardo, en un partido importante tras las tres derrotas consecutivas que acumula el equipo en las últimas jornadas. Los rojillos, pese a su situación y el poderío evidente de su rival, buscarán un triunfo de prestigio ante el conjunto palentino que permita aliviar presión clasificatoria y recuperar sensaciones antes del parón de navidad.

Enfrente tendrán a uno de los proyectos más serios de la Segunda B nacional, un Guardo, que además de una grandísima plantilla con jugadores que han jugado en Primera o que incluso son internacionales por su país, cuenta con un enorme apoyo social y una afición absolutamente envidiable que convierten los partidos en su feudo en toda una experiencia para quien la visita.

73239606_3069172503308731_7996183598443003904_o

Después de un par de tentativas fallidas de ascenso en el Grupo 1, este año los palentinos buscan en el grupo 2 disputar el play-off y lograr de una vez por todas la plaza en Segunda División. Para ello continúa al frente del equipo Eloy Alonso, que se ha sabido rodear de grandes jugadores entre los que destacan el ex de Xota Jony Delgado, el venezolano Maike Guerra o el jugador local, Chochi, con uno de los mejores 1×1 de todo el grupo. Un rival, en definitiva, formidable ante el que no están permitidos los errores y que exigirá lo máximo a un Castro que debe crecerse ante la adversidad y recuperar sus mejores sensaciones justo antes de la Navidad.

Para ello, el cuerpo técnico castreño unirá a las bajas habituales la del meta Alexis, por un compromiso familiar, por lo que debutará en convocatoria el portero juvenil Gari. Varios son los jugadores entre algodones, pero nadie quiere perderse un encuentro fundamental en lo anímico para los rojillos y espectacular en cuanto al ambiente que se prevé con el desembarco de un buen puñado de aficionados palentinos.

El entrenador visitante, Eloy Alonso, ha explicado en unas declaraciones previas al choque que “No llegamos en un buen momento, porque hemos tenido una semana bastante complicada al no poder completar con toda la plantilla ninguna de las tres sesiones de esta semana”. “Es el último partido antes del parón y tenemos que hacer un esfuerzo para sacarlo adelante. Son tres puntos importantísimos, más viendo sobre todo cómo de apretada está la parte alta”, ha reconocido el míster del Guardo.

“Para mí el Peru Zaballa es una de las canchas históricas, yo le tengo mucho cariño porque he jugado ahí como rival en muchas ocasiones. El Castro sabe que conseguir el objetivo pasa por lo que haga en casa. Sabemos que va a ser muy difícil, que el Castro siempre pone las cosas muy complicadas, con un entrenador que conoce a la perfección la categoría y va a ser un partido muy igualado”, ha finalizado Alonso.

Por su parte, Álex Soba ha reconocido que «Volvemos a estar en un mal momento en cuanto a resultados que nos ha vuelto a meter en zona de descenso, pero seguimos teniendo la sensación de que hay mucho margen de mejora y que al equipo aún le queda alguna velocidad más que meter. La liga está muy igualada y dos resultados positivos te sacan del descenso y dos negativos te devuelven a ella, por lo que la situación no es buena pero no es ni mucho menos crítica.”

Para el míster castreño, el Guardo «es uno de los mejores equipos del grupo. Cuenta quizás con los mejores jugadores en el 1×1 de la liga y poder neutralizarlos nos va a obligar a un sobreesfuerzo enorme en cuanto a concentración defensiva. Es un partido muy bonito porque tienen mucho apoyo social y a buen seguro vendrá un buen número de aficionados desde Palencia por lo que el ambiente con las dos aficiones en la grada va a ser para recordar. Tenemos a algún jugador entre algodones pero todo el mundo quiere arrimar el hombro cuando la situación es más complicada”, ha explicado Soba.

El partido dará comienzo a las cinco de la tarde  del sábado en el Polideportivo Peru Zaballa.