Publicada por
el
Categorías ,
Enlace permanente

Mirando hacia arriba

El CFS Castro logró un trabajado triunfo en la cancha del Muriedas Urrutia que certifica su buen momento y le permite alcanzar por primera vez en toda la temporada una plaza entre los cinco primeros. Los rojillos cimentaron su victoria en un gran arranque de partido que les hizo coger una renta que luego tuvieron que defender con uñas y dientes ante los intentos de los locales para mantener los puntos en su feudo.

Ficha técnica:

Muriedas Urrutia: Alejandro, Peque, Dani Gutiérrez (1), Jesús y Pablo. Manu, Chechu (1), Dani González (1), Iván y Revilla.

CFS Castro Urdiales: Javi, Raúl (1), Jorge Vega, Gaizka y Luis Pablo (4). Aspi, Sergio, Aitor y Alvar.

Árbitro: Saturnino García Fernández, actuando como cronometradora Paula Palma Menéndez. Amonestaron a Peque por parte local y a Jorge Vega por el bando visitante.

Goles: 0-1 Min. 1 Luis Pablo, 0-2 Min. 4 Luis Pablo, 0-3 Min. 16 Raúl. 1-3 Min. 17 Dani González, 1-4 Min. 17 Luis Pablo, 2-4 Min. 18 Chechu, 3-4 Min. 21 Dani Gutiérrez, 3-5 Min. 39 Luis Pablo, de doble penalty.


UrrutiaCastro 2Después de la victoria ante el Canalsa Pecusa, los rojillos se presentaban en la cancha del decano con la intención de sumar su segundo triunfo consecutivo y alcanzar por primera vez las cinco primeras posiciones de la tabla. Había mucho respeto ante un rival que llegaba al encuentro en tercera posición y que siempre muestra un buen rendimiento como local.

Ese exceso de celo hizo que los rojillos protagonizaran uno de sus mejores arranques de partido de las últimas temporadas. En apenas segundos Luis Pablo ya había inaugurado el marcador y para el minuto 2, la renta había vuelto a aumentar con el segundo tanto anotado por el pívot castreño. Los dos goles noqueaban a los locales, que se veían con una enorme desventaja en el marcador sin casi haber arrancado el choque.

Pero los de Luis Urrutia iban poco a poco sacudiéndose el dominio y paulatinamente iban equilibrando el dominio ante un Castro que involuntariamente daba un paso atrás que permitía a los locales tratar de explotar su talento en el 1×1. Las faltas acumuladas tampoco colaboraban a dar tregua a un equipo visitante en el que Javi tuvo que intervenir en varias ocasiones.

El marcador no se iba a mover hasta la recta final del periodo con cuatro goles casi consecutivos. Primero era Raúl el que ampliaba la ventaja rojilla con un gol muy protestado por los locales, si bien segundos después respondían recortando diferencias tras una acción individual de Dani González. Luis Pablo lograba el 1-4 y nuevamente una acción individual, en esta ocasión de un Chechu que fue una amenaza continua para los castreños, volvía a apretar el encuentro.

Incluso los camargueses iban a disponer de una clara oportunidad para reducir la distancia a un único gol a 4 segundos del descanso, pero Javi le ganaba la partida a Chechu deteniendo un disparo de 10 metros que llegaba tras una falta inexistente de los rojillos.

UrrutiaCastro 4Tras el paso por los vestuarios, el Castro era consciente de que debía recuperar la posesión para con ello controlar el partido, pero lejos de producirse, el gol de los locales en el minuto inicial de la reanudación subía el 3-4 al marcador y llegaba el choque a una segunda mitad de sufrimiento para conservar la exigua renta.

Cada ataque de los locales era una amenaza para un equipo rojillo que sufría lo indecible para defender las acciones de 1×1 y que no aprovechaba sus acciones de sentenciar el partido a la contra. Postes para cada equipo, paradas de ambos porteros, e incluso goles fallados a puerta vacía por parte de los visitantes convirtieron la segunda mitad en un “uy” constante. Cualquier resultado podía producirse y el arbitraje también cobraba protagonismo con una percepción muy peculiar de los contactos que llevaba a ambos equipos al bonus de faltas en los minutos finales.

Un envío largo hacia Luis Pablo, obligaba al cierre local a cometer la sexta plaza a falta de escasos segundos para el final y el pívot rojillo no iba a dejar la ocasión de cerrar el partido con el quinto de los castreños y el cuarto en su cuenta particular.

Un gol que terminaba por decidir el choque y que permitía lograr una nueva victoria a los visitantes en el que quizá ha sido su peor partido hasta el momento, pero en el que mostraban un mayor grado de madurez y una encomiable capacidad de sufrimiento para sumar tres puntos que les aúpan hasta una cuarta plaza esperanzadora para afrontar la recta final de la primera vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>