Morir en la orilla

El CFS Castro sufrió una dura derrota en el primer partido de liga en casa tras verse remontado en el tramo final de encuentro por el Lauburu Ibarra. Los guipuzcoanos acabaron encontrando el premio a sus continuas llegadas en la segunda parte y se llevaron un duelo en el que el Castro luchó hasta el final y consiguió estar por delante casi veinte minutos.

Ficha técnica

CFS Castro: Javi, Aitor, Rubén (1), Gaizka e Imanol. Raúl, Galende, Jony, Aspi y Diego Pereda.

Lauburu KE: Jorge, Antxon, Andoni, Javi Saldise (2) y Aldalur. Zumeta, Oihan, Aitzol y Dani.

Árbitros: Javier Caballero Sandua y Jesús Iribarren Santamaría, del Comité Navarro. Actuó como cronometradora Isabel Sanz Julián, del Comité Cántabro. Amonestaron a Galende y Rubén por parte local y a Oihan por el bando visitante.

Goles: 1-0 Min. 14 Rubén, 1-1 Min. 37 Javi Saldise, 1-2 Min. 38 Javi Saldise.

Incidencias: Partido correspondiente a la 2ª jornada de liga del Grupo 2 de la Segunda División B ante unos 300 espectadores. En los prolegómenos del partido, los jugadores rojillos posaron con camisetas de apoyo a su compañero lesionado Jorge Vega. Del mismo modo, el miembro del Cuerpo Técnico de la Selección Española Sub-19 recientemente proclamada Campeona de Europa en Letonia, y ex entrenador del club castreño, Iñigo Martínez, hizo entrega a Jorge de una camiseta del combinado nacional.


Después de un trabajadisimo punto en Tafalla, el primer partido en casa se veía como una buena oportunidad para seguir acumulando buenas sensaciones. El Castro, lejos de empequeñecerse ante un gran rival, logró hacer daño y contener al equipo guipuzcoano durante varias fases del juego. La visita de uno de los mejores conjuntos de la categoría obligó a los rojillos a variar su estilo de juego casi desde el comienzo. Si bien la buena presión local hacía su efecto, era el Ibarra el que mayor sensación de peligro dio a casi cada llegada que dispuso. El Castro, por su parte, lo intentaba a la contra y en jugadas a balón parado.

Poco a poco los rojillos fueron acercándose a la meta defendida por Jorge, hasta que Rubén Angulo conseguía poner el 1-0 tras una buena jugada individual. Los locales consiguieron resistir bien las acometidas y la buena presión que ejerció el rival para, gracias a la buena defensa y a un inspirado Javi, lograr llegar con ventaja al descanso.

70538747_10214169075771632_203576867100295168_o

En la segunda mitad el Castro dispuso de buenas ocasiones en algunos tramos de juego, llegando a poner en aprietos a la zaga visitante con la amenaza del segundo gol. Fue en esos momentos, con el partido más roto, cuando los visitantes empezaron su asedio a la meta castreña. A pesar de que los rojillos llegaban de forma intermitente, los últimos minutos se convirtieron en todo un ejercicio de resistencia y defensa para el Castro, que veía como su rival buscaba con todo el gol del empate.

Al final, y a pesar de que tanto la defensa como Javi se emplearon a fondo y más, la insistencia de los visitantes y el cansancio acumulado durante el choque supusieron el 1-1 tras un rebote que cayó franco en los pies de Javi Saldise, quien remachó casi sin oposición a puerta vacía. Casi acto seguido llegaba el segundo gol de los guipuzcoanos, con un Javi Saldise que volvía a aparecer para poner en ventaja a su equipo por primera vez en el minuto 37.

71077650_10214169066491400_1391118548302036992_o

De ahí hasta el final los dos equipos se alternaron buenas ocasiones de gol, si bien el Castro echó el resto para buscar el empate con portero jugador. Un remate al palo a falta de un minuto para el final estuvo a punto de suponer la igualada para un Castro que, pese a la derrota, volvió a demostrar una gran actitud y pundonor ante un conjunto llamado a estar en lo más alto de la tabla a final de liga.

La próxima jornada los rojillos viajarán a hasta Segovia, en el segundo desplazamiento más largo del curso, para medirse al Mariano Rico Cuéllar el sábado a las seis y media de la tarde.