Nada que perder

El CFS viaja hasta a Esteríbar para medirse a un Ibararte enrachado, tratar de sumar la primera victoria de la temporada e intentar abandonar así los puestos de descenso. Los rojillos, tras dejar pasar una gran oportunidad de conseguir su primera victoria en Segunda B ante el Ciudad de Guadalajara, volverán a echarse a la carretera para visitar al equipo revelación de este arranque liguero.

Los navarros, pese a su condición de recién ascendido, han conseguido sumar hasta tres victorias en los cuatro primeros partidos, cediendo sólamente una derrota, para situarse de esta forma en puestos de privilegio. El equipo de Javi Vega sólo sucumbía por la mínima frente al líder de la categoría, el Otxartabe, precisamente la pasada jornada, firmando de esta forma un inicio prometedor que ha disparado la confianza del grupo.

El conjunto de la Comunidad Foral ha demostrado una gran capacidad para sacar adelante resultados apretados en todos sus choques y se han impuesto en todos los duelos ante rivales directos, lo que les ha permitido sumar 9 puntos y poner tierra de por medio con el descenso desde bien pronto. El equipo de Zubiri es un conjunto muy sólido y muy peligroso si se pone por delante en el marcador y que atraviesa por un momento dulce de confianza. Equipo aguerrido, de juego directo y muy vertical en el contragolpe y que también se ha mostrado muy acertado a balón parado.

70928788_10214216545798353_9178558880664256512_o

En unas declaraciones previas al partido, el entrenador local, Javi Vega, ha destacado que su equipo “ha empezado bastante fuerte”, pero también ha reconocido que “sabemos que en esta categoría no va a haber un partido fácil” y que “en el momento que bajemos nuestro nivel cualquiera nos puede complicar la vida”. El técnico navarro ha explicado que el Castro, “a pesar de los malos resultados que ha tenido, exceptuando un partido está compitiendo todos”. “Nosotros no nos queremos confiar, no queremos mirar la tabla. Intentaremos estar como en los últimos partidos tanto a nivel físico como, sobre todo, a nivel mental para estar preparados y sacar un buen resultado” ha finalizado Vega.

Por su parte, Álex Soba, el entrenador visitante, ha resaltado que “tenemos que estar muy concentrados para hacer frente a un rival en una línea de resultados opuesta a la nuestra, con mucha confianza y que está sacando muchísima rentabilidad a su juego directo.” Según el míster castreño, “el sábado pasado dejamos pasar una gran oportunidad y sabemos que fuera de casa las cosas van a ser aún más complicadas, por lo que tocará otra vez ser muy competitivos y no conceder facilidades a un rival que necesita muy poco para hacerte gol”.

Para el partido, el cuerpo técnico recupera a Rubén Angulo y al juvenil Jony, si bien la participación de algún otro jugador está en entredicho por problemas físicos.

El encuentro dará comienzo  a las 18.30 horas del sábado en el Polideportivo Municipal de Esteribar.