Un doloroso castigo

El CFS Castro sufrió la derrota más dolorosa de la temporada al sucumbir ante el Unión Arroyo en la ida del play off de ascenso a Segunda División B. Los rojillos pagaron muy caro su falta de experiencia ante un rival que fue superior y aprovechó su mayor competitividad para hacerse con una gran renta para el choque de vuelta.

Ficha técnica:

Unión Arroyo: Edgar, Adri Morales (2), Nacho Mateo, Cristóbal (1) y Javi Cabezas (2) -quinteto inicial- Ernesto, Edu, Jorge (1) Alberto Alonso (2), Escudero (1), Diego Sanz y Alejandro.

CFS Castro Urdiales: Javi, Raúl, Aritz (1), Gaizka y Borja -quinteto inicial- Aspi (1), Imanol (1), Saúl, Jorge Vega, Galende y Alexis.

Árbitros: Alejandro López Panizo, de León, y Fernando Viedma Bermejo, de Segovia. Actuó como cronometrador Leandro Monnet de los Santos, de Segovia. Amonestaron por parte local a Alejandro y Adri Morales y por parte visitante a Alexis y Borja, en dos ocasiones. Expulsaron con roja directa por parte del Castro a Aspi.

Goles: 1-0 Min. 12 Adri Morales, 2-0 Min. 16 Javi Cabezas, 3-0 Min. 20 Alberto Alonso, 3-1 Min. 21 Aspi. 4-1 Min. 24 Adri Morales, 5-1 Min. 29 Cristóbal, 5-2 Min. 30 Aritz, 6-2 Min. 33 Escudero, 7-2 Min. 37 Jorge, 7-3 Min. 39 Imanol, 8-3 Min. 39 Javi Cabezas.


En unos primeros minutos igualados, ambos equipos trataron de manejar el balón y ejercer una presión elevada a la salida de balón del rival. Con el Unión moviendo rápido el balón llegaron las primeras ocasiones locales, que se encargaba de defender una zaga castreña bien plantada y un Javi inspirado. El Castro, por su parte, se acercaba de forma intermitente y no lograba crear peligro real pese a internarlo con disparos desde fuera del área.

Al final, la buena presión de los pucelanos acabó surgiendo efecto. Tras un robo a en la salida de balón castreña el equipo local combinó muy bien para que Adrián Morales cruzase ante Javi y pusiese el 1-0. No cambió excesivamente el guion tras el gol, si bien permitió al Unión apretar algo más durante los siguientes minutos y disponer de alguna ocasión de gol.

Se fue imponiendo poco a poco el conjunto vallisoletano, pese a algunas ocasiones suelta del Castro. Finalmente, los de Arroyo de la Encomienda subían el 2-0 al marcador tras una gran maniobra en banda de Javi Cabezas. A partir de ese momento, los visitantes trataron de seguir manteniendo la pelota ante un conjunto local que daba sensación de peligro casi en cada llegada. Un nuevo error con el balón de los rojillos supuso un contragolpe letal del Unión, que aumentaba su renta a tres goles antes del descanso a tan solo 6 décimas para el descanso.

La segunda mitad, a pesar de las circunstancias, no pudo empezar mejor para un Castro que firmó sus mejores minutos del choque justo al salir de vestuarios. El empuje visitante acabó suponiendo el 3-1, obra de Aspi, quien recibía un gran balón a la espalda de Gaizka y batía al portero local.

La intensidad por parte de ambos fue el denominador común durante los siguientes minutos, y el partido, en más de una ocasión, amagó con convertirse en un correcalles. Poco le duró la alegría al Castro, que vio como el Unión volvía a golpear para poner el 4-1 por medio Adrián Morales. Los dos equipos llegaban con peligro, pero la gran efectividad de los locales acabó siendo el factor diferencial del duelo. Así, Cristóbal subía el quinto al marcador tras un gran disparo a la salida de un córner que se envenenaba tras tocar en Raúl.

Conseguía reducir diferencias el Castro por medio de Aritz, que ejecutó a la perfección una falta al borde del área. Con el partido loco en muchos tramos de juego, podía pasar de todo, y al final, los visitantes se toparon con la mala suerte transformada en un nuevo gol del Unión tras una jugada embarullada en el área. El tanto hizo mucho daño a los rojillos que pusieron con más de tres minutos el portero jugador en pista. Los locales aprovecharon la portería desguarnecida del Castro para aumentar su renta hasta el 7-2.

Los minutos finales se saldaban con un nuevo gol del Castro y otro del Unión antes del amago de tangana final que puso fin al choque y que se saldó con la expulsión para Aspi que le hará perderse el choque de vuelta. Con la derrota, el Castro está obligado a conseguir una diferencia de cinco o más goles en el partido de vuelta para firmar una remontada que sería histórica.