Un duro regreso

El CFS Castro arranca la liga este fin de semana con un enfrentamiento ante el Tafatrans Fútbol Sala, uno de los favoritos para optar a puestos e play-off al final de temporada. Los rojillos buscarán los tres puntos en el ansiado regreso a la Segunda División B en tierras navarras para comenzar de la mejor forma posible este curso.

Tras una buena pero corta pretemporada, marcada en algunos momentos por las lesiones de jugadores, llega la hora de la verdad para un Castro que buscará la primera victoria en liga. Enfrente tendrá a un rival, el Tafatrans, que también ha realizado una buena pretemporada y que ya cuajó una excepcional temporada el pasado curso, cuando aspiraron a todo durante muchas jornadas, siendo alternativa al campeón Nítida Alzira gran parte de la temporada.

Los navarros, cuartos clasificados la pasada campaña, son un rival poderoso que ya ha dejado ver su buen hacer en los partidos previos al duelo. Sin ir más lejos, el equipo de Leandro Fernández perdía el pasado día cuatro ante el Aspil Vidal en las semifinales de la Copa Navarra peleando de tú a tú contra un conjunto de primera división. Los tafalleses, además, son un equipo especialmente difícil en su feudo, donde sólo doblaron la rodilla en dos ocasiones la pasada campaña. El equipo de la comunidad foral es uno de los clásicos de la categoría en las últimas temporadas y ha progresado campaña a campaña hasta convertirse en un asiduo a la zona alta.

Tafatrans (1)

La llegada de un nuevo técnico, Leandro Fernández, el histórico exjugador de la LNFS, no ha sido la única, ya que también se producía el regreso a casa del canterano Unai Martínez tras su experiencia en primera en las filas de Aspil Vidal Ribera de Navarra, lo que otorga a la plantilla tafallesa mayor profundidad y variantes. El entrenador local ha destacado en unas declaraciones previas al partido que “ El Castro es un rival muy conocido, un histórico de la zona norte. Sin embargo, no sabemos que rival nos vamos a encontrar porque tenemos pocas referencias”. El míster tafallés ha añadido además que “en algunos momentos puntuales no hemos podido contar con todos los futbolistas por diferentes motivos pero estoy contento con el equipo”. “La pretemporada no ha sido mala y tengo confianza en el equipo” ha concluido Leandro.

Es por ello que se antoja un enfrentamiento muy complicado para los castreños, que deberán gestionar muy bien el nerviosismo del debut para sacar algo positivo de su visita al Polideportivo de Tafalla. Los rojillos, no obstante, tendrán a favor la enorme ilusión que supone el regresar a una categoría nacional siete años después. Para este encuentro, el cuerpo técnico tendrá que hacer auténtico encaje de bolillos para configurar la convocatoria. Las lesiones han asolado a la plantilla en la segunda mitad de la convocatoria y muy pocos serán los jugadores senior disponibles el sábado. A la gravísima lesión de rodilla de Jorge Vega, que se perderá lo que resta de temporada, se unen las de Aspi, Imanol, Borja, Nano, Alex Barrios y la duda de Oli Velar. Los juveniles, que tan buenas sensaciones han dado en pretemporada, volverán a ser de la partida en el debut en Segunda B de los rojillos.

El partido dará comienzo el sábado a las seis de la tarde en el CPI Tafalla.