Un empate justo

El CFS Castro sumó un nuevo empate en su carrera por el título de liga en un partido con muchas alternativas y que pudo caer de cualquier lado. Los rojillos se adelantaron hasta en dos ocasiones, pero no pusieron superar a un Canalsa Pecusa que peleó durante todo el encuentro para llevarse el triunfo.

Ficha técnica:

Canalsa Pecusa: Rafa, Mario Chao, César, Berto Poza y Pestoni (1) -quinteto inicial- Iván, Rául, Sutus y Abel (1).

CFS Castro Urdiales: Alexis, Aspi, Imanol, Aritz Galende (1) y Borja -quinteto inicial- Raúl, Jorge, Saúl y Gaizka (1)

Árbitro: Josá Antonio Huarte Cortabitarte, actuando como cronometradora Andrea Rodríguez Carmona, ambos del Comité Cántabro. Amonestaron a Sutus y Berto Poza en dos ocasiones por parte local y a Borja por parte visitante. Expulsaron con tarjeta roja directa a los locales César y al entrenador Thierry Rodriguez y al visitante Jorge Vega en el minuto 38 de partido.

Goles: 0-1 Min. 2 Gaizka 1-1 Min. 12 Pestoni, 1-2 Min. 32 Aritz Galende, 2-2 Min. 33 Abel.


Después de un mal partido en cuanto a juego frente el Portus Amanus, al Castro le llegaba un complicado enfrentamiento en el calendario ante los santanderinos que se presentaba como una buena oportunidad para volver a desplegar su mejor juego. El guión del partido se estableció nada más empezar y se mantuvo hasta los últimos compases del choque, con dos equipos que creaban ocasiones fácilmente y que alternaban fases de dominio en el juego.

El choque arrancó con dominio local, que supo imponer su ritmo de juego más pausado en los instantes iniciales, si bien serían los visitantes quienes golpearían primero, al rematar Gaizka una acción de estrategia en un libre indirecto. En estos primeros compases ambos equipos gozaron de oportunidades, obligando a intervenir a los guardametas en más de una ocasión.

A medida que transcurrían los minutos, el dominio iba igualándose, propiciado por que el Castro subía su defensa a fin de revertir las posesiones largas de los santanderinos. Poco después del ecuador de la primera mitad, los de Thierry Rodríguez iban a devolver la igualada con el empate en acción muy similar a la de los castreños. En la recta final del primer acto, el choque era muy igualado y cualquiera de los dos podía ponerse por delante, los visitantes amenazados por las faltas y los locales por una inferioridad por expulsión de Berto Poza que solventaban con acierto. pero el marcador no iba a moverse, quedando todo por decidir en la segunda mitad.

En la segunda mitad el Castro apretó el acelerador y arrinconó a un equipo local que guardó más pensando en la parte final del choque y se entregó en cierta medida la posesión al Castro. La superioridad física de los fronterizos durante ese tramo de partido le permitió gozar de alguna ocasión clara que desbarató el portero local Rafa, muy acertado durante todo el choque.

Al final, un disparo exterior del juvenil Aritz Galende fue el que desniveló la balanza a favor del Castro, que se volvía a adelantar en el minuto 32 de partido.  Poco pudieron disfrutar la ventaja los visitantes, que vieron como Abel devolvía el empate al conjunto de la capital tan sólo un minuto después al aprovechar un balón suelto en el área tras un córner.

A partir de ese momento el encuentro volvía a una fase de máxima igualdad, con ambos equipos metidos en faltas y las fuerzas mucho más justas. A falta de algo más de dos minutos, una injusta segunda amarilla para Sutus era el preludio para que, sin reanudarse el juego, una trifulca terminase con un jugador local más y otro visitante en el vestuario antes de tiempo.

El partido debía reanudarse con tres jugadores visitantes por dos locales, al estar todos los jugadores expulsados en pista en ese momento, pero realmente iba a hacerse con ambos equipos con tres jugadores. En los dos minutos y medio finales el choque se rompió y las ocasiones caían en ambas porterías, no había control de ningún tipo y el gol podía llegar para cualquiera de los dos bandos, pero el buen hacer de ambos porteros impedía que se moviera el marcador y se firmaran tablas.

Con el empate, el Castro reduce a ocho puntos su renta con el segundo clasificado y complica el alirón para la próxima jornada, en la que los rojillos deberán ganar al Muriedas Urrutia en el Peru Zaballa y esperar un tropiezo del Rayo Sanfe el domingo ante el Canalsa para ser campeones de liga toda vez que son cuatro los puntos que separan a los castreños del título.