Un líder sólido

El CFS Castro dio un paso de gigante para conquistar el título de liga tras vencer al Recreativos Colindres en un partido muy completo de los rojillos. Los fronterizos dominaron gran parte del choque y fueron más eficaces que su rival a la hora de la verdad para acabar llevándose tres puntos clave.

Ficha técnica:

Recreativos Colindres: Carlos, Adrián (1), Carlos Ezquerra (1), Borja y Oscar -quinteto inicial- Mario, Conde (1), Raúl, Dani y Carlos Collado.

CFS Castro Urdiales: Alexis, Raúl, Aritz (2), Gaizka y Saúl (1) -quinteto inicial- Aspi (1), Imanol, Borja (1), Jorge y Aitor.

Árbitro: Miguel Trueba Fraile, actuando como cronometradora Maria Fernández Cueto. Amonestaron a Carlos, Borja y Raúl por parte local y a Jorge, Borja, Aitor e Imanol por parte visitante.

Goles: 0-1 Min. 1 Aritz, 1-1 Min. 3 Carlos, 1-2 Min. 5 Aspi, 1-3 Min. 30 Aritz 1-4 Min. 38 Saul (doble penalty), 1-5 Min. 38 Borja, 2-5 Min. 39 Adrián, 3-5 Min. 39 Conde (doble penalty).


IMG-20190216-WA0019Tras una semana convulsa en lo extradeportivo, al Castro le tocaba volver a centrarse en la competición para sacar adelante otro compromiso importante. No pasó factura la falta de concentración durante la semana, ya que el partido no pudo empezar de mejor forma, con un Castro que salió a morder desde el pitido inicial. En el primer minuto Aritz, aprovechaba un ataque en tromba de los rojillos para poner el 0-1 tras un balón suelto en el área después de una acción individual de un motivadísimo Saúl Valle.

El ímpetu inicial del Castro fue respondido a la perfección por el Colindres, que sólo tardó dos minutos en igual el encuentro por medio de Carlos. A partir de ese momento los visitantes empezaron a controlar más el balón, llegando así una serie de ocasiones que los rojillos. En una de ellas Aspi conseguía poner el segundo gol en el minuto cinco, de nuevo tras un rebote y un fallo defensivo de los colindreses.

Intentó reaccionar el equipo de Mon Sainz que usó las jugadas a baló parado como principal arma principal para hacer daño, mientras el Castro mantenía la posesión del balón. La elevada intensidad a la que se jugó hizo que las faltas entraran en juego antes del descanso, cuando Alexis detuvo un doble penalti que privó a los locales del empate. Poco después Gaizka cerraba la primera parte con una doble ocasión ante Carlos que no supo definir.

Tras el paso por los vestuarios los dos equipos disputaron la posesión, lo que provoco llegadas en las dos áreas y un partido que en algunos momentos se convirtió en un correcalles. Los locales empujaban con más corazón que cabeza y el Castro sabía sufrir en las fases que tocaba alentados por los más de 50 seguidores castreños que arroparon a los rojillos en un partido tan importante. Ningún equipo consiguió imponerse en pista en los siguientes minutos, donde las defensas organizadas de ambos impidieron ver algún gol más. Hubo que esperar al minuto 30, cuando Aritz volvía a aparecer, en acción de estrategia a balón parado para poner el 1-3.

Colindres 101El gol afectó al conjunto de Mon Sainz, que cedió terreno respecto a un Castro cada vez más cómodo sobre la pista. Los colindreses, no obstante, siguieron llegando al área rojilla, pero sin ser capaces de superar a un entonado Alexis. Al igual que en la primera parte, las faltas acabaron condicionando con un nuevo doble penalti, en esta ocasión favorable a los visitantes que no pudo transformar Borja. Si aprovechó el lanzamiento desde los once metros Saúl, quien subió el cuarto gol al marcador tras nueva infracción cometida por Dani sobre Alexis justo después de que los colindreses estrellasen un balón en la madera que pudo suponer el 2-3.

El 1-5 llegó segundos después, con un robo de Borja en un ataque de cinco del Colindres y aprovecho para marcar sin oposición ante la portería desguarnecida de los locales. De ahí al final el Castro era consciente de que el trabajo estaba hecho y apostó por la posesión y los ataques largos para evitar la salida del quinto jugador de campo de su rival. No dejó de pelear sin embargo el Recre, que reducía diferencias por medio de Álvaro y Adrián, con dos goles en el último minuto que maquillaron el resultado ante la relajación de un Castro que esperaba el final para poder celebrar el triunfo con sus seguidores.

Con la victoria y la derrota de su más inmediato perseguidor, el Castro amplía a seis puntos la diferencia con el segundo clasificado, La Vuelta, a falta de 16 minutos que quedan por disputarse ante el equipo de Pesués tras la suspensión del choque. La próxima jornada los rojillos, tras la sanción del Comité de Competición, no actuarán en el clausurado Peru Zaballa y se desplazarán al exilio de Guriezo para jugar como local ante el Cueva de Morín Villaescusa.