Vuelta al pasado

El CFS Castro puso fin a su buena racha de resultados en el «derbi comarcal» ante el Zierbena, un equipo que supo aprovechar las facilidades que le dieron los castreños para controlar el partido en todo momento salvo un pequeño tramo en la primera parte. Los rojillos acusaron muchísimo su mal inicio de encuentro, en el que a los seis minutos de juego ya habían concedido dos goles, para ir a remolque todo el choque ante un equipo vizcaíno muy serio y que justificó el porqué de su posición en la tabla.

Ficha técnica

Zierbena: Mario, Efrén, Segura, Kike (1) y Riki (1). Markel, Israel (1), Martos, Mozo (1), Chiqui e Imanol.

CFS Castro: Javi, Aitor, Oli Sierra, Gaizka (1) y Galende. Rubén (1), Oliver, Imanol, Jony, Diego y Alexis.

Árbitros: Eduardo Alonso Lacruz y Eduardo Serra Gimeno, del Comité Aragonés, actuando como cronometrador Iñaki Ortiz García, del Comité Vizcaíno. Amonestaron a Segura y a Efrén por parte local y por el bando visitante a Rubén, Alexis, Oli Sierra y Oliver, éste en dos ocasiones, siendo expulsado en el minuto 22 de partido.

Goles: 1-0 Min. 5 Israel, 2-0 Min. 7 Mozo, 2-1 Min. 10 Rubén. 3-1 Min. 15 Riki, 3-2 Min. 16 Gaizka, 4-2 Min. 23 Kike.

Incidencias: Partido correspondiente a la 12ª Jornada del Campeonato de Liga del Grupo 2 de Segunda División B disputado en el Polideportivo de Zierbena con una asistencia de unos 100 espectadores.


Empezaron bien los locales, que buscaron mantener la posesión y acorralar en su área al Castro con llegadas constantes y disparos exteriores. La insistencia de los galipos encontró premio rápidamente, ya que tras unos minutos posteriores de tanteo, anotaban el primer gol en el 6. Apenas un minuto después, el conjunto vizcaíno, que demostró el porqué de su clasificación gran parte del choque, subía el segundo tanto al marcador finalizando un buen contragolpe tras un intento en ataque frustrado de los visitantes.

A partir de este segundo gol fue cuando se produjo la reacción de los rojillos, que comenzaron a hilar más fino y a conseguir acercarse con peligro a la meta defendida por Mario. Después de un par de llegadas mostrando un mejor juego, Rubén conseguía conectar un disparo dentro del área tras una jugada embarullada para reducir diferencias en el minuto diez y conectar a los castreños al partido.

Con el choque más igualado, los dos equipos se apuntaron oportunidades claras de gol, si bien fueron los locales los que mostraron mucha más contundencia y una gran efectividad. Así, el Zierbena aprovechaba una gran jugada individual de Kike por banda derecha, que era utilizada por Riki en el segundo palo para establecer el 3-1. No se dejó ir sin embargo el Castro, que supo competir en los últimos minutos de la primera e incluso volver a reducir diferencias por medio de Gaizka a cuatro minutos del intermedio y sumar ocasiones de gol claras.

En la segunda mitad la tónica varió y el Castro no pudo evitar que el Zierbena acumulara llegadas al área rojilla y emulara su buen inicio de partido. Al final y fruto de ese dominio, Kike conectaba en el área un disparo ajustado arriba que supuso el cuarto gol local y una losa prácticamente insalvable para el Castro. Poco antes,   los froterizos se habian quedado con tres por una discutida expulsión de Oliver. Tras el gol, los visitantes lo intentaron con portero jugador, pero nada pudieron hacer ante un conjunto vizcaíno muy serio y que no permitió a los castreños volver a meterse en el choque. Pese a que el encuentro se convirtió por momentos en un correcalles y los dos conjuntos tuvieron ocasiones de gol, el resultado final no se movió.

Con la derrota, el Castro se queda con diez puntos en la tabla, a uno del descenso, aunque evita entrar la parte roja de la clasificación por los resultados de sus rivales. La próxima jornada los rojillos recibirán en el Peru Zaballa a un A.D San Juan de Pamplona situado en la parte media de la tabla.